La Dra. Barba analiza los retoques faciales de Camilo Sesto

919
Sin título
Camilo Sesto, el antes y el después del artista

Esta semana, la Doctora Barba analiza el cambio de imagen que se ha realizado Camilo Sesto. ¿Qué no se habrá retocado?

dra1
Doctora Barba

La cara de Camilo Sesto ha sufrido un gran cambio ocasionado en parte por el paso de los años, pero sobre todo por las múltiples cirugías que se ha realizado y el mal enfoque que les ha dado. Hay que pensar que en la juventud algunas excentricidades quirúrgicas se admiten, como unos pechos exagerados o unos labios asalchichados; pero las excentricidades quirúrgicas con el paso de los años van pasando factura y lo que era excéntrico se convierte en grotesco con la edad. Es lo que le ha sucedido a Camilo Sesto que tiene un amplio curriculum de cirugías faciales, más casi que un diccionario de técnicas de cirugía estética.

La doctora da comienzo al análisis de los numerosos retoques del cantante con su operación de parpados. Se ha realizado una blefaroplastia con excesiva resección de piel y extracción de bolsas de los parpados. El envejecimiento y una cirugía muy extrema le han producido unos ojos hundidos, redondos y con aspecto muy femenino, porque el surco palpebral superior (donde las mujeres se ponen la sombra, para que nos entendamos) está muy marcado y le da un aspecto más femenino.

Se ha practicado por otro lado una Rinoplastia muy extrema, al igual que una excesiva eliminación de la zona alar dejando ‘un pegote’ para respirar.

Además podemos apreciar que unos cuantos liftings faciales o estiramientos han modificado la posición de los tejidos más profundos del rostro del artista, como los músculos faciales, provocando que ofrezca un aspecto de entre acelerado y muñeco de cera.

Los pómulos los tiene totalmente feminizados. Un hombre tiene que huir del aspecto feminizado y tiene que tener en cuenta que el rostro femenino se caracteriza por unos ángulos poco marcados, redondez y pómulos redondos y carnosos. El rostro masculino es mas enjuto (menos grasa), más anguloso, donde se marca muy bien la mandíbula, el hueso malar (que es el hueso que forma el pómulo), pero con poca grasa facial.

Todos estos retoques han conseguido afeminizarle la cara a Camilo Sesto, con poca definición de la mandíbula y unos pómulos exageradamente rellenos, como una mujer. “Fácilmente podemos decir que el rostro de Camilo Sesto se puede parecer al de mi vecina del sexto”, critica la doctora, dando por finalizado el estudio.

unnamed

No hay comentarios

Dejar respuesta