Intentarán que la infanta Cristina no sea juzgada a toda costa

251
IMG_0087
Imagen extraída del video del juicio por el caso Nóos de EL PAÍS

Hoy, 11 de enero,  ha comenzado el juicio por la imputación del caso Nóos en el que serán juzgados, entre otros dieciocho imputadas, personalidades como la infanta Cristina, su marido, Iñaki Urdangarin, Diego Torres y el expresidente de la Comunidad Autónoma Balear.

La infanta Cristina llegaba al juicio con su marido Iñaki Urdangarin sin contestar a las preguntas de los medios de comunicación que rodeaban la entrada del edificio en el que está teniendo lugar el juicio.

Imagen extraída del video en directo del juicio por el caso Nóos de EL PAÍS
do Imagen extraída del video en directo del juicio por el caso Nóos de EL PAÍS

La infanta Cristina es juzgada por dos delitos contra la Hacienda pública, su acusación y por tanto, imputación en el caso corre a manos del sindicato Manos Limpias, un colectivo creado en 1995 y que representa a los trabajadores del sector público. Debido a la procedencia de la acusación, una acusación de carácter popular, el fiscal  y su abogado quieren evitar que la infanta Cristina sea juzgada, haciendo aplicación de la doctrina Botín. El argumento en el que se escudan es el siguiente; la doctrina Botín emanada de la resolución del Tribunal Supremo en el año 2007 en el juicio a Emilio Botín, sentaría una jurisprudencia que haría que cualquier acusación que no proviniese de la Abogacía del Estado o la fiscalía no fuera válida.

Aunque ya fue rechazada en primer lugar la aplicación de la doctrina Botín, en estos días el fiscal y la defensa tratarán que la infanta Cristina no sea juzgada por su imputación en el caso Nóos. El colectivo Manos Limpias pide ocho años de cárcel para la infanta Cristina, mientras que la pena que se le reclama a Iñaki Urdangarin por parte de la fiscalía es de diecinueve años y medio.

No hay comentarios

Dejar respuesta